• PeruNews Peruanos en el Exterior - PEX

    02:24 am   16/12/2019,  Laguna Woods, California

    La BIOPIRATERIA china {también} acabó con el boom de la Maca peruana

    → Seis años desde que la fiebre de la maca desapareció en Perú, las comunidades que protegieron la raíz durante cientos de años todavía sienten los efectos de la biopiratería.

    La maca peruana fue objeto de un boom comercial de corta duración hasta que los comerciantes chinos echaron raíces y comenzaron a cultivarla en la provincia de Yunnan.

    ♦ En la meseta de Bombón, en medio de la cordillera de los Andes, te sientes como si estuvieras dentro de un congelador gigante. Pero si eres descuidado, el sol del mediodía cocinará tu piel.

    Perú ha designado esta área como la Reserva Nacional de Junín. Su lago homónimo, también llamado Chinchaycocha en quechua, ha estado aquí desde los incas. Suministra agua a la capital, Lima.

    De estas tierras áridas y duras surgió un superalimento con tanta promesa que atrajo la atención del mundo: la fértil maca ( Lepidium meyenii ). La raíz fue objeto de un auge económico, pero luego desapareció porque el material genético fue sacado ilegalmente del país, un acto que los científicos llaman ‘biopiratería’.

    Raíz del problema

    Son las 7 de la mañana y las calles están vacías en el pueblo de Huayre, distrito de Junín, que está a 4,113 metros sobre el nivel del mar. El termómetro lee -2C. Nada calienta tus manos. La plaza del pueblo cuenta con un monumento de cristal púrpura extravagante en honor a la maca. Parece que podría ser el espermatozoide de un dinosaurio psicodélico.

    Homenaje a la maca en Huayre, distrito peruano de Junín
    El pueblo de Huayre es reconocido por todos los habitantes de los Andes del Perú como la cuna de la maca (imagen: Jack Lo Lau)

    Huayre es el hogar de solo 1.200 personas, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática del Perú. Los residentes de Junín dicen que este rincón de los Andes dio a luz a la maca, que hace seis años experimentó una fugaz bonanza que provocó delirio.

    “Todos se volvieron locos. ¿Y cómo no podrían hacerlo? ”, Dice Teo Quispe, un conductor local, que probó brevemente la maca. «Nunca antes me había aventurado en la agricultura, pero también me animaron».

    Desde la época de los incas, muchos alababan los supuestos beneficios de la maca, desde aumentar la fertilidad hasta combatir el insomnio. Poco a poco, sin embargo, fue olvidado y en la década de 1980 fue declarado una especie en peligro de extinción.

    Según Iván Manrique, investigador del mundialmente reconocido Centro Internacional de la Papa (CIP) de Perú , en ese momento había apenas 50 hectáreas de área plantada, lo suficiente para abastecer a los agricultores y ganaderos en la meseta de Bombón.

    A fines de la década de 1990, Perú nuevamente promovió el consumo, no solo a nivel nacional, sino también en Asia. El entonces presidente Alberto Fujimori vendió a Japón con la idea de que la maca era una especie de Viagra andino antiguo capaz de combatir la impotencia. Fue el comienzo de una campaña de desinformación, cuyos efectos sobreviven veinte años después.

    Llegamos, abrieron el baúl y tiraron todo. Ni siquiera contaron el efectivo … Sentí que estaba en una película de la mafia.

    En 2004, el Gobierno del Perú declaró a la maca, conocida en otros lugares como ginseng o jengibre peruano, el producto estrella del país. Sin embargo, la inversión del estado en investigación no fue acorde con la visión.

    En Perú, solo unas pocas instituciones se dedican al estudio de la maca, entre ellas la Universidad Cayetano Heredia, la Universidad Nacional Agraria La Molina y el CIP.

    Lo que se sabe sobre la maca es que el consumo puede ayudar a la memoria, el aprendizaje y la fertilidad, que no debe confundirse con la impotencia. También aumenta la resistencia al estrés, combate los problemas de próstata y ayuda a mantener los niveles de energía.

    Hay más de diez variedades de maca, que se pueden distinguir por sus colores, entre ellos negro, rojo, amarillo, blanco, rosa, gris plomo y otros tonos, cada uno de los cuales aporta diferentes beneficios para la salud.

    Pero fueron sus supuestas propiedades afrodisíacas lo que llamó la atención de los comerciantes en Asia, especialmente en China.

    La maca surge

    Quispe dijo que los chinos vinieron a Junín y comenzaron a tomar todo. «Incluso los granjeros fueron trasladados a China para intentar replicar nuestras técnicas«, recuerda. «Cuando estaba listo para vender, los chinos no volvieron y perdí todo», agrega Quispe, y se ríe de que ya no quiere nada con la maca.

    Moisés Alderete, un productor de maca de Junín dice: “No sabíamos cómo manejar la materia prima y el mercado. No lo hicimos sostenible. Los chinos vinieron y robaron información. Hoy manejan la maca como si fuera suya, pero en ninguna parte la maca crecerá con la calidad que tenemos en Junín ”.

    Alderete dice que divide su tiempo entre el ganado y la maca, al igual que casi todos los habitantes de Junín. Otras actividades económicas giran en torno a las ovejas y las papas.

    200 dólares el precio más alto pagado por un kilo de maca durante su auge de corta duración

    En 2013, camionetas llenas de empresarios chinos comenzaron a llegar a Junín en busca de maca, dice Alderete. Como si compraran dulces, se llevaron toda la cosecha. Si la maca en ese momento costara US $ 3 por kilo, ofrecerían US $ 100, $ 150, incluso $ 200.

    “Pagaron en efectivo. Llegaron con mochilas llenas de dinero ”, dice Quispe, quien fue contratado en tres ocasiones para conducir 10 horas a Lima solo para recoger maletas llenas de dólares.

    “Llegamos, abrieron el baúl y tiraron todo allí. Ni siquiera contaban el efectivo y luego lo traíamos de vuelta. Me sentí como si estuviera en una película de la mafia «.

    Junín se desbordó con 4 × 4, bares y negocios, que iban y venían con el boom.

    Alejandra Velazco, presidenta del Comité de Productos Naturales de la Asociación Peruana de Exportadores (Adex), dice: “A los agricultores no les importaba nada. Vendieron su alma al diablo y ahora estamos viendo las consecuencias «.

    “En ese momento, todo era mafia. Comenzaron a eliminar ilegalmente los bulbos de maca del país, a lo largo de la frontera con Bolivia y a través del puerto de Callao. Declararon que estaban tomando harina de maca, pero dentro de los sacos, no había nada más que bulbos. Eso es totalmente ilegal «.

    Maca china

    Los empresarios chinos no solo tomaron la maca. Tomaron semillas e incluso el suelo de la meseta de Bombón.

    «Cuando comencé mi investigación, quería comprar semillas de maca y el costo pasó de 30 o 40 soles (US $ 10 – $ 13) por kilo, hasta 3.000 soles ($ 900)», dice Claudia Janampa, bióloga y empresaria que creó su propia marca de derivados de maca. “El ambiente en Junín se puso tenso. La gente no se sentía segura. Hubo mafiosos que impulsaron las ventas de su maca solo a los chinos ”.

    Manrique del CIP explica lo fácil que es tomar una pequeña maca y reproducirla en todo el mundo:

    “Puedes colocar 4 gramos de semillas de maca dentro de un lápiz propulsor vacío. Cada gramo puede contener 2,000 semillas. En otras palabras, puedes llevar 8,000 semillas contigo, así como así. Eso es suficiente para sembrar media hectárea. Si cada planta produce un promedio de dos mil semillas, podría sembrar miles de hectáreas después de un año «.

    Es tan fácil que en China comenzaron a plantar maca en la montañosa provincia sureña de Yunnan, donde los campos fértiles se encuentran a 4.000 metros sobre el nivel del mar, al igual que en Perú.

    Lo que sucedió con la maca no es culpa de China, es culpa de Perú por dejar que sus productos salgan del país y no protegerse

    «Estimamos que la maca comenzó a abandonar Perú ilegalmente alrededor de 2002 y 2003. Hoy, China produce más maca que Perú», dice Andrés Valladolid, presidente de la Comisión Nacional contra la Biopiratería en el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y Protección del Gobierno del Perú. Propiedad Intelectual (Indecopi).

    13,000 el área plantada (hectáreas) que se estima que la maca ocupará en Yunnan para 2020

    La Comisión Nacional de Planificación Sanitaria de China aprobó la maca en polvo como un nuevo recurso alimentario en 2011. A continuación, se produjo un marcado aumento en los cultivos chinos. Velazco dice que para 2014 China tenía 12,000 hectáreas de maca sembrada, mientras que Perú tenía solo 5,000. El medio de comunicación estatal chino Xinhua afirma que había 1,660 hectáreas en Yunnan en 2012, lo que podría expandirse a 13,000 en 2020.

    Para 2015, los productores peruanos ya estaban sintiendo el golpe. “Desde la exportación de alrededor de US $ 5 millones en 2014, fuimos a cero al año siguiente y nunca más exportamos a China. Perdimos clientes de Europa y Estados Unidos, que comenzaron a comprar en China. Incluso nos querían venderlo, ¿puedes creerlo? ”, Pregunta retóricamente Velazco.

    Los biopiratas chinos incluso tomaron tierra de la meseta de Bombón para cultivar maca en Yunnan (imagen: Jack Lo Lau)

    “Su maca tiene otro color, otro olor y no tiene las mismas propiedades. Incluso tiene otra forma, se parece mucho al jengibre. No funcionó bien para ellos, pero aún así nos quitaron una gran parte del mercado ”, agrega.

    Valladolid, quien está desarrollando una estrategia para evitar situaciones repetidas con la maca u otros cultivos peruanos, dice: “Ningún material genético puede salir del Perú sin permiso. Además, las compras realizadas en esos años eran ilegales. En Perú, todas las transacciones pasan por el sistema bancario y los empresarios chinos pagan en efectivo, sin dejar rastros en papel ni pagar impuestos ”.

    La bonanza duró solo tres años y muchos productores quedaron endeudados. Subastaron sus furgonetas y cerraron bares cuando los precios de la maca cayeron por debajo de los niveles previos al auge.

    Según Xinhua, algunos agricultores chinos de maca se niegan a admitir que están sintiendo el golpe de años de especulación. Al vender a casi $ 3,000 por kilo, ahora están subastando «maca fraudulenta» a sólo $ 3.

    La producción de maca en Yunnan también ofrece competencia por la tierra cultivable. Según las cifras oficiales, podría usar más de 13,000 hectáreas para el próximo año.

    Biopiratería

    En Perú, la biopiratería es la práctica de un tercero que accede a un recurso genético peruano sin el consentimiento del estado, que generalmente se otorga a través de un contrato de acceso, explica Valladolid. «Hemos identificado 1.700 solicitudes de patentes relacionadas con la maca en el mundo, y el 75% son de China», confirmó.

    En el caso de la maca, ahora debemos buscar la mejor manera de conectarnos con China

    China exporta maca en todo el mundo, lo que crea una gran confusión sobre sus orígenes. En junio de 2019, un envío de la marca china ‘Maca Perú’ fue detenido en los EE. UU. Por contener Sildenafil, un ingrediente de Viagra. La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos recomendó a las personas evitarlo.

    “Los chinos continúan vendiendo la idea de la maca como potenciador sexual y entiendo que le agregan una base de Viagra. Es una forma de venta muy irresponsable ”, dice Valladolid.

    Sin embargo, sin normas técnicas para la maca en Perú, la pobreza entre los productores y la corrupción generalizada en varios niveles del estado, parece que fue fácil para los empresarios chinos capitalizar.

    «Lo que sucedió con la maca no es culpa de China, es culpa de Perú por dejar que sus productos salgan del país y no protegerse a sí mismos», dice Velazco.

    Protección de la maca peruana

    El Adex y la autoridad de protección de la propiedad intelectual Indecopi están trabajando en estrategias para proteger el patrimonio del país y prohibir que la maca salga del país tan fácilmente.

    “Queremos que no haya ventanas legales para eliminar el germoplasma, por eso estamos trabajando en contratos modelo. Sin embargo, todas las organizaciones estatales deben hacer su parte ”, dice Velasco.

    Puede quejarse, iniciar acciones diplomáticas o legales, pero la verdad es que una vez que se agotan los recursos, no hay vuelta atrás.

    En los Andes, se siente profundamente la ausencia de políticas para proteger a los agricultores. «No hay proyectos de apoyo a la agroindustria que fomenten el crecimiento de los productores», dice el agricultor Moisés Alderete.

    “Nací en Junín y tengo afinidad con la maca. Este producto tiene un alto valor nutricional, económico y social. El estado debe apoyar a los productores, promover la investigación y generar más inversión. Tienes que trabajar con la maca desde la tierra hasta el producto final «.

    Johnny Vílchez, gerente general de la Asociación de Productores de Maca de Perú (Apromaca), que consta de nueve asociaciones de las regiones de Junín y Pasco, dice:

    “Queremos ver el desarrollo fundamental del cultivo. Queremos desarrollar estándares técnicos que protejan y ordenen a toda la industria en torno a la maca. Es muy importante que el estado apoye a los productores de una vez por todas ”. Agrega:“ Como país, le hemos dado al mundo papas. ¿Recibimos regalías por eso? Por el contrario, nosotros, como país productor de papa, no vendemos papas, nosotros compramos. Y ni siquiera dicen gracias.

    Sabías que…

    investigadores en Perú están investigando la capacidad de la maca para retrasar la enfermedad de Alzheimer

    Si, como alimento, la maca ha disfrutado de poca protección, los nuevos usos para la salud podrían ayudar a protegerla. En asociación con el Banco Mundial, el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica del Perú (Concytec) está financiando la investigación sobre si el superalimento puede retrasar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Perú espera que el proyecto, con sede en la Universidad Católica de Santa María de Arequipa (UCSM), ayude a generar conocimiento y proteger el patrimonio de la maca.

    «Puede quejarse, iniciar acciones diplomáticas o legales, pero la verdad es que una vez que los recursos se han agotado, no hay vuelta atrás», dice Manuel Ruiz, asesor de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) que se especializa en comercio internacional. y biodiversidad.
    «En el caso de la maca, ahora debemos buscar la mejor manera de conectarnos con China», agrega.

    “De ahora en adelante, es nuestra responsabilidad mejorar nuestros procesos de verificación, para que nuestra herencia no se nos escape de las manos tan fácilmente. Esto no solo está sucediendo con la maca, sino también con el sacha inchi (nuez inca), el yacón (manzana molida peruana) y otros productos originarios de Perú «.


    (Fotos: Jack Lo Lau)

    A %d blogueros les gusta esto: