• PeruNews Peruanos en el Exterior - PEX

    11:39 am   19/02/2020,  Laguna Woods, California

    Ministra Sanna Marin, pide que solo se trabaje 6 horas, 4 veces a la semana

    La nueva Primera Ministra de Finlandia, Sanna Marin, ha despertado el entusiasmo de sus ciudadanos. La jefa de gobierno más joven del mundo tiene 34 años y encabeza una coalición de centro-izquierda en la que los cinco partidos de gobierno están dirigidos por mujeres. Su objetivo: introducir la semana de cuatro días y la jornada de seis horas en Finlandia.

    Para Sanna Marin, el hecho de que sea joven y mujer no importa realmente:

    “Nunca he pensado en mi edad o género. Pienso más en mis motivaciones para entrar en la política.”

    Marin quiere “un tiempo de trabajo mucho más corto”.

    La cuestión más importante para ella es cuántos finlandeses deben trabajar. La Primera Ministra pidió una reducción drástica de las horas de trabajo en el aniversario 120 de la fundación del Partido Socialdemócrata (SDP) en Turku.

    Semana laboral de cuatro días, jornada de seis horas. ¿Por qué no podría ser este el siguiente paso? ¿Ocho horas es la verdad absoluta? Creo que las personas merecen pasar más tiempo con sus familias, sus seres queridos, sus hobbies y otros aspectos de la vida, como la cultura. Este podría ser el siguiente paso para nosotros en nuestra vida profesional.”

    En Finlandia, el período de cinco a ocho horas se aplica a la mayoría de los empleados. La coalición de izquierda ha pedido un período de prueba de cuatro días y seis horas.

    Gotemburgo lo demuestra: las horas extras hacen que los trabajadores estén contentos y sanos

    El trabajo de seis horas ya se está implementando con éxito en la vecina Suecia: en 2015, Gotemburgo, la segunda ciudad más grande de Suecia, ha reducido las horas de trabajo a seis horas diarias para los trabajadores mayores y los trabajadores a domicilio. medicamentos – mientras que su salario no ha cambiado.

    Los resultados dos años después: los empleados están más felices, más sanos y más productivos. Con la reducción de las horas de trabajo, los servicios se han ampliado y los pacientes están más satisfechos.

    Y los costes laborales se han mantenido constantes: se han contratado más empleados, generando más ingresos fiscales. Además, hubo menos días de enfermedad, menos pensiones y menos desempleados.

    Michelle Velez / pressenza.com

    A %d blogueros les gusta esto: