• PeruNews Peruanos en el Exterior - PEX

    12:13 pm   05/12/2019,  Laguna Woods, California

    Últimas especies en la Reserva Cerro del Sira {Oxapampa} VIDEOS con cámara escondida

    → Un monitoreo con cámaras ocultas, cuyos resultados se publicaron en la revista Oryx, busca llenar los vacíos en nuestro conocimiento de los habitantes de los mamíferos de Cerros del Sira {Oxapampa}.
    • 
    Un equipo internacional de científicos de Perú y el Reino Unido, liderado por Ruthmery Pillco Huarcaya, bióloga de la Universidad Nacional de Cusco en Perú, desplegó 45 cámaras de fotos de 2015 a 2016 en la Reserva Comunal de Sira, parte de la Reserva de Biosfera Oxapampa-Asháninka-Yánesha.
    • 
    Además de revelar la distribución y las amenazas a la comunidad de mamíferos de Cerros del Sira, los resultados de la encuesta de la cámara oculta llevaron a una serie de otras ideas.

    Debido a su lejanía, se sabe que los bosques tropicales de gran altitud de los Cerros del Sira, una cordillera aislada en los Andes orientales del centro de Perú, albergan una gran variedad de especies raras y endémicas como el Sira currasow, un ave en peligro crítico de extinción. Eso no se puede encontrar en ningún otro lugar de la Tierra.

    Una expedición a Cerros del Sira dio como resultado que el primer video de cámara oculta del Sira currasow ( Pauxi koepckeae ) se pusiera a disposición del público en 2015. Esa encuesta también descubrió la presencia de osos de anteojos andinosTremarctos ornatus ) en la remota cadena montañosa, a unos 100 kilómetros (62 millas) de distancia de cualquiera de los hábitats previamente conocidos del oso. Este fue un descubrimiento importante porque, si bien se sabe que los Cerros del Sira albergan una variedad única y diversa de aves, anfibios y plantas andinas y amazónicas, las especies de mamíferos que llaman hogar a los bosques tropicales de la cadena montañosa son todavía poco conocidas y relativamente poco conocidas. -estudió.

    Un nuevo estudio de cámaras ocultas, cuyos resultados se publicaron en la revista Oryx, busca llenar los vacíos en nuestro conocimiento de los habitantes de los mamíferos de Cerros del Sira.

    Un equipo internacional de científicos de Perú y el Reino Unido, liderado por Ruthmery Pillco Huarcaya, bióloga de la Universidad Nacional de Cusco en Perú, desplegó 45 cámaras de fotos de 2015 a 2016 en la Reserva Comunal de Sira, parte de la Reserva de Biosfera Oxapampa-Asháninka-Yánesha. La reserva comunitaria más grande de Perú, la Reserva Comunal de Sira abarca los Cerros del Sira y una zona de amortiguamiento circundante que incluye a los grupos indígenas Ashaninka, Asheninka, Shipibo-Conibo y Yanesha, así como a las comunidades rurales de migrantes andinos. Las trampas para cámaras, colocadas a intervalos regulares entre elevaciones de 800 y 1,920 metros (aproximadamente 2,625 a 6,300 pies) desde 2015 a 2016, detectaron 34 especies de mamíferos de tamaño grande y mediano en los Cerros del Sira.

    «La distribución de especies en las bandas de elevación indica que la diversidad fue más alta en 1,000–1,250 [metros], con la mayor riqueza de especies observada en 1,250 [metros]», escribieron Pillco Huarcaya y el equipo en el estudio. «Sólo se detectaron cinco especies a> 1,400 [metros]: la oncilla Leopardus tigrinus , el oso de anteojos, la comadreja de cola larga Mustela frenata , el oposum andino de orejas blancas Didelphis pernigra y la pacarana Dinomys branickii «.

    Parece que esta comunidad de mamíferos, como el Curraow de Sira en peligro crítico, enfrenta numerosas amenazas a su existencia continua: ocho de las especies de mamíferos detectadas por los investigadores están clasificadas como amenazadas en la Lista Roja de la UICN. (No hay datos suficientes para evaluar el estado de conservación de otras tres especies de mamíferos, según los investigadores, y aún hay que evaluar una especie adicional).

    «Hay una creciente conciencia de las amenazas a las especies de gran altura, pero su estudio a menudo se ve obstaculizado por un terreno accidentado«, dijo Pillco Huarcaya en un comunicado. Se esperaba que esa dureza disuadiera la caza en la Reserva Comunal de Sira, pero las cámaras capturaron la actividad de caza ilegal incluso en elevaciones de hasta 1,400 metros dentro del área protegida. A través de entrevistas informales con miembros de las comunidades que viven en la zona de amortiguamiento de la reserva, los investigadores descubrieron que especies clave de carne de caza como el mono lanudo peruano, el mono araña de cara negra y el pecarí de labios blancos ya han desaparecido de las zonas bajas cercanas, conduciendo cazadores más arriba en las laderas andinas y en el núcleo del área protegida.

    La tala ilegal también está afectando a la Reserva Comunal de Sira y potencialmente está poniendo en peligro su biodiversidad. Pillco Huarcaya y su equipo dicen que fueron testigos de la tala ilegal en el área central de la reserva de primera mano en 2016, y un análisis de datos satelitales por parte del Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP) ese mismo año mostró que los bosques se habían talado en el extremo norte de la zona central Para cultivos, pastizales y minería de oro .

    Además de revelar la distribución y las amenazas a la comunidad de mamíferos de Cerros del Sira, los resultados de la encuesta de la cámara trampa llevaron a una serie de otras ideas. Pillco Huarcaya y su equipo dicen que, según su conocimiento, sus cámaras trampa son las primeras en capturar osos de anteojos en el mismo lugar que los jaguares; las dos especies son los depredadores terrestres más grandes de toda América del Sur, y ambas fueron capturadas por la cámara más alta que desplegó el equipo, a una altura de 1.920 metros. Anteriormente se creía que los rangos de elevación de las dos especies no coincidían en ninguna de las laderas de una sola montaña en Perú y Bolivia, solo se superponían en una elevación de unos 900 metros a lo largo de la rama de la Cordillera Oriental de los Andes colombianos.

    La detección de la oncilla amenazada, una especie de gato pequeño que es uno de los mamíferos neotropicales menos conocidos, también fue notable, según los investigadores, porque los Cerros del Sira están a unos 60 kilómetros al oeste del rango conocido de la oncilla, basado en la actual UICN Mapa de distribución de la especie.

    «Los Cerros del Sira son excepcionalmente diversos, con un conjunto único de especies que comprenden especies amazónicas típicas de las tierras bajas, así como especies de gran elevación«, dijo Andrew Whitworth, investigador de la Universidad de Glasgow y coautor del estudio, en una declaración. Whitworth lideró el equipo que capturó la primera grabación de video de Sira Currasow hace cuatro años.

    La detección de especies de gran cuerpo que requieren grandes hábitats intactos incluye el tapir de las tierras bajas y el oso hormiguero gigante, lo que sugiere un alto grado de integridad ecológica dentro de la Reserva Sira principal, mientras que la presencia de muchas especies pequeñas, raras y crípticas, incluido el margay «, el perro de orejas cortas y la pacarana, subraya aún más la importancia de la reserva en el mantenimiento de especies de importancia para la conservación«.

    El aumento de la presión humana en los hábitats de gran altura de los Cerros del Sira combinados con los cambios de rango impulsados ​​por los cambios climáticos podría conducir a una pérdida de especies «catastrófica», escriben los investigadores en el estudio: «Aunque los cambios climáticos no tienen consecuencias dramáticas para las especies residentes «en los hábitats bien conectados de baja altitud, las especies tropicales en rangos aislados, como los Cerros del Sira, no tendrán un hábitat adecuado al que desplazarse, y podrían ser superadas por las especies de baja elevación que se mueven a mayores altitudes».

    «La fragmentación y el aislamiento podrían ser perjudiciales para los Cerros del Sira», agregó Pillco Huarcayaya. «Las áreas circundantes deben conservar suficiente integridad y conectividad entre las áreas protegidas clave de la Reserva de la Biosfera Oxapampa-Asháninka-Yánesha para facilitar la migración de especies y el flujo de genes para las poblaciones viables de las especies increíbles que detectamos que persisten, especialmente las de cuerpo más grande«.

    Jaguar (panthera inca). Crédito de la foto: Exploración Sira.
    Tapir de América del Sur (Tapirus terrestris). Crédito de la foto: Exploración Sira.
    Puma (puma concolor). Crédito de la foto: Exploración Sira.
    Oso hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactyla). Crédito de la foto: Exploración Sira.
    Ocelote (Leopardus pardalis). Crédito de la foto: Exploración Sira.
    La tayra (Eira barbara), un animal omnívoro de la familia de las comadrejas. Crédito de la foto: Exploración Sira.
    Oso andino de anteojos (Tremarctos ornatus). Crédito de la foto: Exploración Sira.

    Citas

    • Huarcaya, RP, Beirne, C., Rojas, SJS, y Whitworth, A. La captura de cámaras revela una comunidad diversa y única de mamíferos en alta elevación, bajo amenaza. Oryx, 1-8. Doi: 10.1017 / S0030605318001096

    • Novoa, S., Finer, M. y Snelgrove, C. (2016). Amenazas a la Reserva Comunal de El Sira en Perú . MAAP: 45.

    Sigue a Mike Gaworecki en Twitter: @ mikeg2001


    Fuente: news.mongabay.com »

    A %d blogueros les gusta esto: