Director: José Cabada » San Leandro, Ca

Rocío Sánchez: Bajo sospecha


→ La historia completa del sabotaje y autoencubrimiento en la cúspide del Ministerio Público y el aviso de por qué el expediente Cuellos Blancos y la investigación a Vizcarra pueden caerse. El registro de llamadas hechas por el operador político de José Luna era una de las armas que tenía en su poder la fiscal destituida Rocío Sánchez.

Antes de ser defenestrada del caso “Cuellos Blancos del Puerto”, la fiscal Rocío Sánchez realizaba una serie de diligencias reservadas para corroborar presuntas vinculaciones de José Luis Cavassa Roncalla, uno de los peces gordos de la organización criminal, con la fiscal de la Nación Zoraida Ávalos y un miembro actual del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Jorge Armando Rodríguez Vélez. Sánchez también investigaba un registro de llamadas telefónicas entre Cavassa y algunos personajes importantes del sistema de justicia, como la presidenta de la Corte Suprema Elvia Barrios Alvarado.


Matices: Sagasti miente / CÉSAR HILDEBRANDT

Y muchas veces mentimos en nombre de la grandeza. ¿No fue una grande y gloriosa mentira la que Garcilaso fabricó en su versión idílica del imperio de los incas?


ENTREVISTA: “Nunca he sido favorito de los medios” / REBECA DIZ

“Yonhy Lescano confirma ser una opción de centro izquierda en una entrevista donde subraya que el diálogo con la clase empresarial es imprescindible”


Leer más en: Hildebrandt en sus trece »


.

Deja una respuesta