• En memoria de Soledad Nalvarte Quinteros
  • PeruNews.com

    PeruNews Peruanos en el Exterior - PEX03:44 am Tuesday 06/12/2022
    Director: José Cabada Delgado

    Reimaginando el retrato peruano con Ana de Orbegoso #NY #MuseoMetropolitanodeArte


    Conozca cómo el artista actualiza la estética andina antigua para reflejar el mundo de hoy.

    Un recipiente con una cabeza humana con colmillos que emerge de un cuerpo de papa parece listo para escabullirse de su estante. Es uno de los muchos recipientes de cerámica de la antigua región andina de América del Sur que se exhiben en la instalación Containing the Divine: Peru .

    Todo tiene una energía, una fuerza animada”, dice la artista peruana residente en Nueva York Ana de Orbegoso. “Sí, veo una batata, pero lo que pasa por mi mente es que inmediatamente pienso en que se está moviendo”.

    Botella con pico estribo en forma de mandioca . artista(s) mochica(s); Costa norte, Perú, 600–800 d.C. Cerámica y deslizamiento, H. 12 1/2 × W. 8 1/2 × D. 12 1/2 pulg. (31,8 × 21,6 × 31,8 cm). Museo Metropolitano de Arte, Nueva York, donación del Sr. y la Sra. Nathan Cummings, 1964 (64.228.57). Prov.: Bruno J. Wassermann, Buenos Aires, 1938–54; Nathan Cummings, Chicago, 1954-1964

    El trabajo de De Orbegoso ha sido informado, en gran parte, por los valores y la estética de la cultura tradicional peruana: “Mi intención es traer la historia al presente, sacándola de los estantes, refrescándola, reforzando la identidad para continuar con el proceso de trascendiendo.” En su serie “ Vírgenes urbanas ”, de Orbegoso reemplaza los temas europeos clásicos en las pinturas religiosas con imágenes de mujeres peruanas actuales. Otro de sus proyectos toma el huaco , un término para vasijas de cerámica con chorro hechas por antiguos artistas indígenas americanos, y reemplaza el rostro del retrato con una imagen de una persona viva, o un espejo para que el espectador de la pieza pueda verse a sí mismo.

    La invité a The Met para ver la instalación y conocer a los curadores Hugo Ikehara-Tsukayama y Joanne Pillsbury. Esta entrevista es un extracto de su discusión sobre la historia, la identidad y cómo las cerámicas antiguas se recuperan y reinventan en el propio trabajo de de Orbegoso.


     

    ¿Qué te atrajo específicamente de las vasijas de retrato Moche ?

    Ana de Orbegoso:
    ¡Que tengan cara! Vengo de la fotografía así que, por supuesto, los retratos son algo que me atrae. Ver estas caras hiperrealistas es impresionante. Me encanta cualquier tipo de expresión. Ver algo tan real me atrapa porque quiero saber quiénes eran o saber más sobre la vida detrás del objeto.

    A veces vemos cerámica, o vemos otras obras de arte, y no conectamos con ellas. Pero quería asegurarme de que la gente se conectara con la vida que había detrás de las piezas. Por eso, mi trabajo se ha centrado en recuperar la historia y la memoria, reinventando tanto la cerámica precolombina como la pintura colonial, creando una nueva iconografía con significados y significantes actuales.

    Botella con cabeza de retrato. artista(s) mochica(s); Costa norte, Perú, 500-800 d.C. Cerámica y resbalones, H. 10 3/8 × W. 6 3/8 × D. 7 pulg. (26,4 × 16,2 × 17,8 cm). El Museo Metropolitano de Arte, Nueva York, Compra, Regalo de Henry G. Marquand, 1882 (82.1.28). Prov.: Hon. Colección Richard Gibbs, Perú, 1875-1879; Henry G. Marquand, Nueva York, 1880-1882

    ¿Por qué cree que un público más amplio debería preocuparse por el pasado?

    De Orbegoso:
    La historia la llevamos dentro y tenemos que descubrirla. Y que explorar a través del arte es lo que he querido hacer para descubrirme y pasar el mensaje de que sin la historia no seríamos nadie. Tenemos un increíble álbum familiar a nuestras espaldas que es nuestra historia y es lo que nos da identidad. Entonces, si no tuviéramos historia, me imagino un álbum de fotos vacío.

    A los peruanos en especial me gusta explicarles que sin historia no tendríamos la comida increíble que tenemos. ¡Porque todos sabemos cuán cierto es eso! Conocer tu historia es conocer tus propias fortalezas. Cuando reconstruimos la historia de nuestra comunidad, reconstruimos nuestra propia historia personal.

    ¿Cómo empezaste tu serie de retratos?

    De Orbegoso:
    En mi serie “¿Entonces qué hacemos con nuestra historia?” Saqué la cara de la vasija huaco para que cualquiera pudiera reflejarse en ella para conectarse a nivel personal. Me interesa mucho la iconografía peruana, porque la uso para enviar otros mensajes.

    De “Entonces, ¿qué hacemos con nuestra historia?” de Orbegoso. 2015. Imágenes cortesía de la artista © Ana de Orbegoso

    El huaco es una pieza tan icónica. Todo peruano sabría lo que es una vasija retrato. Y no se había utilizado en el arte en lo que yo llamo la forma “correcta”, porque quería hablar sobre la identidad, cuestionar la identidad y encontrar la identidad a través de ella. No solo una réplica, sino cuestionar realmente a través de una lente contemporánea porque quería que las personas se conectaran con el significado de la historia a través de la pieza.

    La primera integración que hice fue la de un hombre que tenía una sonrisa fantástica de la que no podías apartar la vista. Como diciendo: “La historia puede ser maravillosa. Y yo soy parte de la historia”.

    Hablando un poco sobre la interpenetración del pasado y el futuro, has escrito: “La cultura trasciende a través de nosotros. Si permanece estático, desaparece”. ¿Cuáles son algunas de las formas en que cree que la cultura puede evitar la estasis y permanecer activa en la vida cotidiana?

    De Orbegoso:
    Todo país que tiene un pasado es tan privilegiado que ya lo hizo. Tienen una base increíble que viene con tanto conocimiento que puede ayudarnos a atravesar el presente. Todo lo que nos enorgullece es en realidad nuestra historia. Sí, por supuesto que ha habido errores. Pero la lección que queda son todas estas increíbles expresiones. ¡Qué maravilloso que no tengamos que empezar de cero!

    “Cuando reconstruimos la historia de nuestra comunidad, reconstruimos nuestra propia historia personal”. – Ana de Orbegoso

    El arte es una herramienta poderosa para aprender y comunicarse: el arte debe ser parte de cualquier tipo de educación. Los profesores deberían ser artistas ellos mismos. Porque es el lenguaje que más encierra todas nuestras emociones. Todos nuestros sentidos se mueven cuando vemos arte. No veo educación sin arte. Mi profesor de historia solía hacernos actuar un poco, así que había interacción con el material. Y, con esa interacción, te convertiste en parte de ella. Te lo tomas más personalmente. La historia está ahí con todo lo que hacemos.

    Para los talleres que hago para niños, creé esta ilustración de huacos que es un filtro colorido de Instagram. Si los niños vienen a ver los huacos en la galería no son tan coloridos, pero en la aplicación se puede ver en el filtro que es como debe ser. A la gente le encanta interactuar y lo hacen con sus teléfonos. Sus teléfonos actúan como puente, en este caso, hacia la historia.

    Encuentra el filtro en Instagram  @anadeorbegoso

    ¿Qué se siente al ver objetos andinos antiguos en exhibición en un museo aquí en la ciudad de Nueva York?

    De Orbegoso:
    La energía que encuentras en un museo es realmente mágica. Veo esta exhibición de embarcaciones peruanas en The Met y quiero más. Quiero ver todos los lados de las piezas. Quiero tener una interacción con las piezas de alguna manera. Eso definitivamente me transporta a la antigüedad. Es emocionante ver lo cerca que está el mundo. Eso es algo que me encanta de los museos, que acercan el mundo.


    Marquesina: Ana de Orbegoso visitando Conteniendo lo Divino: Perú . Foto por Mandy Kritzeck

    Sobre los contribuyentes


    volver al inicio

    «Cada PERUANO, en el exterior, es un Embajador del PERÚ» / José Cabada Delgado
    volver al inicio